Archivo de la etiqueta: navidad

Nieve del AMANECER nuevo.

Llega ella, arrasando las lágrimas invernales que caen vadeando el frío que no termina de cuajar en la tierra árida.

Se menean trémulamente para hacerse hueco en lo vasto de la superficie de la urbe.

Mientras, la melosa música patea el corazón con rítmica cadencia, intentando con alegres chasquidos vitales de acordes rítmicos, revivir el momento.

En susurros íntimos cabalga por nuestros cuerpos predispuestos a la generosidad y riqueza de espíritu.

Puntadas en los remiendos de la sonrisa porque nos resistimos al principio a esa algarabía estacional.

De repente, ante esa belleza del momento, dejo de estrujar mi corazón encerrado hace tiempo.

Extiendo las manos abiertas para que el universo sepa que estoy esperando que llegue algo aún más maravilloso de lo que creí dejarme atrás.

Veo el amanecer navideño desperezándose preparado para el nuevo año y decido apoyarme en la vida , elegir subir por las escarpadas montañas de lo cotidiano y , en mi, nunca rutinario.

Recapacito sobre lo que realmente tengo y miro hacia el valle del que vengo trepando con nostalgia y le veo.

Soy consciente de que siempre ha estado ahí, incluso cuando no le conocía.

Desenmaraño el enigma de la vida que creé y que no me había dado cuenta que es lo que me sostiene, incluso lo que me hace seguir subiendo hasta la cima de la serenidad.

Había dejado de apilar los regalos de la vida, esos que se respiran y se sienten, por aquellos que me consumían.

Aunque el humo del olvido lo ahogaba todo, nosotros, juntos ahora, buceamos en el presente.

Estamos completamente desorientados , pero la luna ha sentido deseos de abrazarnos y hemos vuelto a ver el horizonte con ilusión.

No me puedo ir de ese pasado, sin embargo tampoco me puedo quedar y entonces retornan esos ruidos alegres tintineantes.

Ella ha llegado y yo sigo con la pegajosa manta de la nostalgia de ese pasado feliz vivido, respirando lentamente

Callo mi mente por unos segundos y empiezo a temblar desde abajo. Mi cuerpo sucumbe a los sonidos alegres y me voy desnudando de la congoja, de la tristeza, de los dulces recuerdos que pinzan mi corazón aun no sanado.

De repente me doy cuenta del calor del amor de mi hijo. Me siento abrumada, completa, estremecida y llena de felicidad.

Pelayo, eres el hilo de mi vida, el que me conecta con mi interior y el que me hace sentir que miro desde arriba las nubes de azucarados sentimientos que te abrazan y cuidan que seas feliz.

La navidad no me puede traer fantasmas, sino reyes dadivosos de regalos generosos que rebosen almas viejas y espíritus jóvenes

Escalé la fría montaña del dolor y ahora sólo camino por las cálidas lomas de la maternidad que me guarnecen del amor carnal perdido y me animan a volver a latir por lo que queda por venir.

Ahora logro oír los villancicos de felicidad que me enseñan el camino del Belén personal y sólo logro pensar en mi niño, que va creciendo y escondiendo en su cuerpo todas esas ilusiones que se tiene en la niñez.

Recapacito sobre los antiguos fríos días fuera y pienso en las cálidas noches dentro de nuestro hogar hoy , cuando estemos toda la familia.

Discutiremos, nos reiremos, nos diremos verdades crueles y ocultaremos “TE QUIEROS” sentidos.

Estaremos aquí viviendo el momento porque no sabremos quien no estará el año que viene.

Sé lo que necesito estas navidades: PELAYO “All I want for Christmas is you” (Todo lo que quiero por Navidad eres tú)

Te quiero , cariño ¡¡¡ FELIZ NAVIDAD

Os deseo de corazón a tod@s que paséis unas navidades tranquilas, porque felices depende de lo que hayáis elegido. En mi caso, este año, elegí no disfrutarlas sino GOZARLAS.

Para aquell@s que perdieron a alguien este año, les animo a que compartan amor porque la tristeza te arranca a mordiscos todo lo bueno que tienes para los que quedan.

Tengo organizado un viaje sanador sola que ya os contaré cuando vuelva de mi liberadora aventura.

Aquell@s que sabéis que OS QUIERO, os lo vuelvo a repetir, que estoy ñoñona
Aquell@s que se han portado mal, sólo les deseo que el alma les reverbere eternamente y no les deje descansar
y aquell@s que ni fu ni fa, pues eso que ni fu. ni fa, no hay nada más aburrido que lo inocuo.

JINGLE BELLS , JINGLE BELLS all the way… y así me despido con mi canción preferida de Navidad ALL I WANT FOR CHRISTMAS IS YOU¡¡¡ (PELAYO)

El Belén EFÍMERO

img_6470Me ha costado escribir este post, porque aunque me estoy atiborrando a Navidad desde hace más de un mes, no sabía cómo enfocarlo. Por cierto lo escribo escuchando una maravillosa canción de Navidad de Train: (https://www.youtube.com/watch?v=ebVNplmU2ro )

El otro día leí un pregunta de esas tontas que te hacen pensar un poco, no mucho, que rezaba así ¿Por qué los anuncios de la lotería de Navidad son siempre tristes si debería ser el momento del año del Amor, Familia, Generosidad y todas esas Bellas emociones?.

Es verdad, la Navidad puede convertirse en una pesadilla para aquellos que adoren el masoquismo de la tristeza. Aquellos que se flagelan con el látigo del dolor del recuerdo. Yo prefiero brindar por todo lo bueno que nos sucede cada día, no por lo que hubo y menos por aquello que  esperamos del futuro que es escurridizo y taimado y quizás nos engañe. En mi caso prefiero coquetear con el presente que me parece que sigue más el rollo que yo pueda llevar en cada momento. Así que,  si mi rollo es lo POSITIVO, el presente será positivo y como no se lo que sucederá mañana me quedo con este, que aunque no me da más seguridad, sí me proporciona más bienestar.

Como en todas las casas con niñ@s, el día que se “pone el Belén” es algo mágico para los infantes y algo menos simpático para los mayores. Nosotr@s aquí, a pesar de no ser muy creyentes, siempre engalanábamos la casa con ñoños adornos navideños, acompañado de un precioso árbol hambriento de colgajos mas tradicionales y un Belén al que cada año le añadíamos o quitábamos alguna figurita.

Este año mi hijo, que es el filósofo más inteligente que conozco, me pidió que hiciéramos un Belén diferente con muñecotes de Goma nuestros que representarían por última vez el Belén familiar que habíamos tenido hasta ese momento, porque en el fondo de eso trata de eso,  de representar el espíritu de la familia y así hicimos.

Como se me va la cabeza me puse a elucubrar sobre lo efímero de las cosas terrenales y de lo eterno de las espirituales. No es que ahora me ha haya dado por levitar y decir tonterías varias, pero he elegido lo bueno a lo malo, lo POSITIVO frente a lo negativo, lo BELLO de la generosidad , frente a lo feo de la avaricia. Vamos que estoy en un rollo místico guay¡¡¡¡

Mientras miraba nuestro Belén efímero fui consciente que el próximo año le quitaríamos dos figuritas, que se anclarían a nuestro pasado, sin embargo no podemos perpetuarlas en nuestros futuros.  A pesar de lo que pueda pensar mucha gente que no me conoce, estas navidades si las voy a celebrar. Ricardo no está y nuestra familia feliz desestructurada se ha roto, sin embargo, aun quedamos aquí un niño de 9 años y yo.  La vida me ha ofrecido un maravilloso regalo, el poder disfrutarla, no el pasar de puntillas sin querer molestar. A lo mejor no haré mucho ruido con mi felicidad, con mi alegría por las pequeñas cosas, con los besos que voy a  entregar aquellos que quiero y con los abrazos que repartiré para recordar que aquí me tienen. A pesar de  que estoy triste, no soy infeliz. Mi único deseo es que termine este terrible 2016 y empiece el siguiente con las mismas ilusiones que empecé el que se acaba.

Recogiendo el calendario que desde hace más de 15 años cada año cuelgo en la cocina , el de Fotogramas, leí lo que habíamos puesto Ricardo y yo al comenzar este año que ahora termina:“Feliz año, que esté sea el año de Ser nosotros mismos “. Por supuesto que lloré. Al principio con lagrimas de dolor pero luego esa humedad de congoja se convirtió en algo de esperanza. Que coño¡¡¡ voy a ir a POR ELLO:

A por la PAZ que viví, ahora deseo REVIVIR

Por lo MARAVILLOSO que conseguí, ahora a MANTENERLO

Por todo lo que APRENDÍ  ahora a ponerlo en PRÁCTICA

Así como dijo el Dr. Seuss (escritor de libros infantiles y caricaturista estadounidense)“He decidido no llorar porque terminó , si no sonreír porque sucedió”. Además como me siento generosa os voy a REGALAR la felicitación que enviamos el año pasado. (El poema es mío espero que os guste):

Cae la lava helada de la última nevada,

se desliza por la falda de la montaña Lozana y hermosa

Cae la lava helada, arañando los caminos ,

 lamiendo las colinas suavemente

Cae la lava helada del frío fuego del invierno,

mientras susurra a la tierra palabras de amor y felicidad.

Cae la lava y se acurruca en la puerta de los hogares,

Esperando que mis niñ@s salgan a jugar.

Cae la lava helada y el rostro de Paola se ilumina

Mientras saluda con sus preciosos ojos almendrados que se mueren por salir.

Cae la lava helada y Pelayo solloza con sonidos mimosos de bebé perdido con la edad,

saludando la llegada de la navidad

Cae la lava helada y nuestros niñ@s la sonríen amenazantes

con los juegos  que la desharán entre sus calientes deditos.

Luego nos miran suplicantes por salir, derritiendo nuestro corazón henchido de amor por ell@s.

Cae la lava helada y les prometemos que será la Navidad mas hermosa en años..

FELIZ NAVIDAD A LOS QUE OS QUEREMOS¡¡¡¡¡

Familia Alvarez- Barriopedro

Lo dicho: FELIZ NAVIDAD y muy especialmente FELIZ 2017

( que se acabe ya este año,  POR FAVOR)